Page 1
españoles-aereopuerto
Estándar

Inmigrantes Españoles en Perú

Escrito por: Alberto Salas

Las noticias de España provocan en mí un sentimiento encontrado. Si bien es probable que la situación que ahora atraviesa el país ibérico no sea tan mala como la de Grecia o Portugal, es un país mucho más próximo al nuestro, por los lazos históricos y culturales que nos unen, y en consecuencia, lo que pasa allá, lo seguimos con más interés.

América Latina y el Perú, en particular, es un país que ha recibido a los inmigrantes con los brazos abiertos. Hace algunas décadas, miles de españoles llegaron a nuestro país escapándose de la Guerra Civil, y fueron bienvenidos y acogidos.

Por nuestras venas corre sangre española, hablamos la lengua de Cervantes y nuestros apellidos son castizos. Sin embargo, cuando fue el turno de América Latina, que si bien es cierto, no tuvo una Guerra Civil, pero sí, una guerra interna que nos ensangrentó y nos empobreció, cuando sufrimos de hiperinflación y cuando en búsqueda desesperada de trabajo tuvimos que buscarlo más allá de nuestras fronteras, y elegimos como lugar de destino, España, en ese país existía una ola de “racismo” y xenofobia difícil de entender, y más aún si consideramos que muchos de nosotros éramos incluso descendientes de sus propios coterráneos.

Hoy, en menos de 4 años, la situación se ha vuelto a revertir. El 25% de los españoles no tienen trabajo, y es probable que muchos no lo encuentren en los próximos 2 a 3 años porque la situación antes de empezar a mejorar, empeorará aún más.

Actualmente, los inmigrantes peruanos y latinoamericanos están regresando pero no solos, los mismos ibéricos están saliendo a buscar trabajo fuera de sus fronteras. En efecto, muchos españoles están viajando a Alemania o algún otro país europeo que esté logrando sortear la crisis, y el resto, que está mejor informado, ha elegido Latinoamérica como destino.

Descartando Bolivia, Argentina y Venezuela, por sus gobiernos y políticas económicas peculiares, los países más atractivos para los españoles son Perú, Chile, Colombia y Brasil, con un pequeño “plus” para el caso peruano donde hay mucho por hacer, y en donde con $100,000 o $200,000 euros de capital se puede hacer mucho más de lo que se podria hacer en Brasil, Chile o Colombia.

En estos momentos, en los que el Perú ha dejado de exportar peruanos, en los que no sólo los peruanos estamos regresando, sino también muchos de ellos vienen de la mano con amigos, socios y potenciales inversionistas, mostremos con orgullo la transformación de nuestro país, y sintámonos halagados de que nos elijan, tal como ellos debieron hacerlo cuando miles de peruanos elegimos su país, cuando tuvimos que emigrar.

Bienvenidos Nordacas. (con cariño por supuesto). El Perú les da la bienvenida.

PD: Una manera en que los españoles podrían ganarse un poco de simpatía en nuestros países es que en sus consulados trataran a las personas que requieren una visa para visitarlos como debe de ser. Agradecidos de que elijan su país como destino turístico, y no como potenciales delincuentes que quieren quedarse a radicar en busca del supuesto “sueño europeo”.

Cambio de la Bandera
Estándar

Todos Vuelven

Todos vuelven a la tierra en que nacieron,
al embrujo incomparable de su sol,
todos vuelven al rincón donde vivieron,
donde acaso floreció más de un amor.

(Vals peruano)
Letra y Música de César Miró

Es julio, el mes de las Fiestas Patrias peruanas, y este vals, para todos los que por una u otra razón hemos emigrado, nos evoca los mejores recuerdos de nuestra infancia, el lugar en que crecimos, los amigos que tuvimos. Hoy, en medio de una crisis económica que parece agravarse aún más, su letra refleja el sentir de los que estamos pensando retornar a un Perú cada vez mejor.

1. “Si consigo trabajo me voy al Perú”

Con esta idea rondando en tu cabeza, olvídalo, jamás volverás.
Si vives en USA, Italia o España y la situación se hace insostenible, regresa y busca trabajo allá, salvo que tu capacidad profesional te coloque a nivel de un “headhunter”, que es cuando las empresas te buscan a ti y no al revés. En definitiva, si estás pensando volver ¡hazlo!

2. “Haciéndote de un colchoncito”, sabe decir: ahorrar
Si tienes trabajo, ahorra por lo menos el presupuesto de 6 meses o un año. Buscar trabajo no es fácil en ninguna parte. De allí que a modo de referencia, te dejamos una regla muy interesante. Por cada $10,000 dólares anuales que vayas a ganar, te demoraras un mes para buscar ese trabajo. Es decir:
Si ganas US$ 20,000 dólares al año, probablemente consigas trabajo en dos meses. Si ganas US$ 50,000 al año, tal vez lo hagas en 5 y si ganas $80,000 lo conseguirás aproximadamente en 8 meses. Una vez que llegues a Perú, la búsqueda puede ser más fácil, pero regresar de USA o de Europa no garantiza nada. ¡Haz cuentas!

3. Acá gano (o ganaba) tanto…

Jamás compares lo que ganas (o ganabas) acá con lo que vas a ganar allá. Y es que si bien los centros comerciales se han multiplicado y hay mucho consumo, los sueldos en Perú aun son menores y Lima, ya no es “barata”, y menos aun si lo comparamos con el dólar. Y es que el sol cada vez se fortalece mas, por ejemplo, un sueldo de US $ 1,000 dólares mensuales equivale actualmente a unos S/ 2,600 nuevos soles. Sin embargo, los alquileres son muy caros y ni qué decir de la gasolina que está por las nubes. La buena noticia es que el mercado, los taxis y el entretenimiento como el cine son aun más baratos que en USA o Europa. Así que si crees que vivirás en Perú como “rich and famous”, ¡Olvídalo! Pero definitivamente disfrutarás de la vida más.

4. Cerrando círculos
Regresa a Perú cuando sientas que todo lo que tenías que hacer en USA u otro país acabó. No hay peor cosa que anticipar el regreso. Y por favor, una vez llegado deja de comparar “aquí con allá”. Si haces eso serás incapaz de disfrutar todo lo que te ofrece el Perú.
El nuestro es un país de abismales contrastes, por ejemplo, el transporte público es un verdadero caos, aunque desde hace dos años tenemos el servicio metropolitano de buses, un tren eléctrico y muy pronto habrá más rutas en servicio. En Perú hay mucho por hacer, y desde donde estés – y mas aun cuando regreses, tu contribución tendrá un gran impacto en la sociedad.

5. Asuntos de familia
En USA y Europa no existen los domingos familiares, se trabaja de sol a sol, nunca hay tiempo para estar con los amigos. En nuestro país ocurre todo lo contrario, si tu tía se enferma hay que visitarla al hospital, si el primo se divorcia y está deprimido hay acompañarlo, en fin la familia nos envuelve en un abrazo porque así es el Perú.

Feliz Dia Perú. Feliz Dia Peruano

PD: El autor volvió al Perú un día como hoy hace 3 años, después de vivir 21 años en USA. No se arrepiente ni un minuto del día que volvió, y tampoco se arrepiente ni un día del tiempo que vivió en USA.

andrea
Estándar

Un Relato de Amor

Hace unos años tuve la oportunidad de conocer a Andrea, y su madre Roxana Chirinos fue «Peruana del Mes» por su entrega y dedicación por cuidar a su hija que en esa época tenia sólo 12 años.

Andrea padece de una rara enfermedad congénita que causa descamación en la piel. Esta condición puede desfigurar y causar considerable tensión psicológica, dolor y malestar. Andrea se quema fácilmente con el sol, tiene problemas con la visión, la audiencia y otras dificultades de salud asociadas a esta condición que han alterado su desarrollo físico. Actualmente sus manos demuestran contracciones serias que la limitan en sus funciones diarias. Para ayudarle a hacer frente a su situación y prevenir que se empeore su condición, necesita un procedimiento para remover Carcinomas de sus manos; seguido por servicios de terapia, tratamiento y rehabilitación.
Andrea y su familia han agotado todos sus recursos financieros y ahora necesitan de su ayuda. ¡Usted puede hacer la diferencia en la vida de Andrea enviando su donación hoy!
Por favor ayuda a Andrea con una donacion a www.wonderfund.org or con un cheque a:
Wonderfund P.O. Box 2020
Miami, FL – 33101
No hay monto pequeño para ayudar.

jerusalem
Estándar

Un viaje por el Medio Oriente

Por Javier Justo

Acabo de regresar de un viaje que me llevó a 3 continentes.
Empecé en Perú, luego París y tres días después me dirigí al Medio Oriente, Israel y Jordania, para luego continuar viaje a Dubai en el Golfo Pérsico y finalmente llegar hasta la península ibérica, Madrid, antes de volver al Perú.

El trayecto en términos «macro-económicos» fue muy interesante ya que pase de un país emergente y optimista con una economía en crecimiento, a un continente en crisis, viejo y cansado que no sale de su asombro, pero precioso, con ciudades de postal y con un desarrollo humano digno de copiar.

Luego llegamos a Israel, un país que siempre quise conocer y espero regresar pero cuando haya paz en el Medio Oriente. Desde el ingreso, sientes que el agente de aduanas sospecha de ti y/o te ve como potencial terrorista. Un temor comprensible, pero claro no muy cómodo para el «sospechoso». Tel Aviv no es una ciudad que estéticamente agrade a la vista, quizas la podemos definir como el Miami Beach del Medio Oriente. Dicen que las contrucciones son un poco precarias debido a que tuvieron que construirlas muy rápido para albergar a los miles de judíos que se mudaron de todas partes del mundo para radicar allí. Sin embargo, Jerusalén es preciosa. Una ciudad santa para 3 religiones, donde todas conviven una al lado de la otra, pero sin mirarse.
En la calle te sorprende ver a los soldados, hombres y mujeres, portando una metralleta en la mano, incluso vestidos de civil, pero con su metralleta.
La “religiosidad” en Jerusalén -para un laico puede ser excesiva y para otros mística-, ¿pero qué sucede cuando el judío ortodoxo tiene que convivir con el musulmán y el cristiano fundamentalista a solo cuadras de distancia? Supongo que aprenden a no mirarse. El tema palestino cuya población es musulmana y cristiana, es particular, por lo que tarde o temprano se deberá solucionar. Personalmente, me aflige saber que todo un pueblo, el palestino, que ha vivido cientos de años en esa tierra, no existe más como país.

Por supuesto que el problema es complejo y ambos pueblos tienen mil y un razones para odiarse entre sí, pero para un turista que conoce el conflicto israelí –palestino solo por las noticias, la experiencia de subir a un colectivo donde “no podían subir los israelíes”, y por ende era «solo de palestinos» con controles israelís por supuesto – era incomodo, por decir lo menos.

En Tel Aviv, durante los días que estuve allí, hubo una protesta contra los inmigrantes africanos (negros). Un país que tiene comunidades judías en todo el mundo, y que ha sido víctima de la insania de un dictador que le hizo creer a su país en la superioridad de la raza aria, y por ende de la inferioridad de todas las demás razas y religiones, ahora quiera expulsar a esos negros inmigrantes que han viajado hasta Israel para trabajar.
¿Qué diferencia puede haber entre esos inmigrantes que ahora llegan a Israel y las comunidades de judíos en todo el mundo que en un época llegaron en busca de trabajo y paz a decenas de países en el mundo entero?

Después de unos días en Israel enrumbamos a Jordania. Aquí la mitad de la población es palestina. Jordania es un país con un producto bruto interno que se compara a la mitad del Perú, pero que por alguna razón no vi pobreza, sino más bien un pueblo milenario orgulloso de su pasado, y extremadamente amigable, con monumentos arqueológicos dignos de visitar como Petra.

Amman fue un agradable descubrimiento de un país árabe relativamente laico en donde reciben al visitante con los brazos abiertos y con una gran sonrisa.

Finalmente, el viaje terminó en Dubai, una ciudad–estado que hace 20 años prácticamente no existía, y que hoy es un monumento viviente a lo que puede hacer el dinero en un desierto.
En Dubai, el 85% de la población es extranjera. Los expatriados, las comunidades de europeos, norteamericanos o sudamericanos viven completamente aislados y con un mínimo contacto con los locales. Imagínense un Disney para adultos, los turistas van de edificio a edificio y de hotel a hotel para tomar fotos, en un “display de ostentación”, donde parece que todo está hecho para impresionar. Sin embargo, no deja de sorprendernos la transformación del desierto, -y yo que pensaba que Lima estaba mejorando rápidamente-, pues bien, nuestra capital está cambiando a paso de tortuga, si lo comparamos con ciudades como Dubai.

En el camino de regreso a Lima nos detuvimos un par de días en Madrid, donde fuimos testigo de los lamentos de los taxistas, los vendedores, la gente de la calle y los titulares de los periódicos, todos hablando de la crisis. De pronto, me trasladé mentalmente al Perú de la recesión de los años 80 y 90, a aquellas épocas en las que uno creía que la única manera de salir adelante, era salir del país.

De regreso en nuestro país, nos alegra reencontrarnos con nuestra gente, tan optimista como el nuevo spot de la Marca Perú o la publicidad de un banco que afirma que “El Perú tiene Ganas”, porque si bien es cierto, el Perú es otro, el tráfico, el transporte público y el caos de la ciudad continúan recordándonos de lo mucho que nos falta por cambiar.

Cambio de la Bandera
Estándar

El Perú está de Fiesta.

El 28 y 29 de julio es el mes de las Fiestas Patrias en Perú, que este año celebrará 191 años de Independencia, pero por si algunos no lo saben, además de este peruanísimo mes se han ido sumando al calendario otras fechas dignas de destacar lo más representativo de nuestra gastronomía, y es que a todas luces son un motivo más para afirmar nuestra peruanidad.

Día del Cebiche
El cebiche tiene su día. Sí desde hace dos años, nuestro plato de bandera reúne a todos alrededor de una buena mesa para degustarlo como uno lo prefiera, que si de corvina o del mejor pesado, mixto con mariscos, lo cierto es que agregando cebolla, ají y jugo de limón, ¡Qué viva la tradición!

Día del Pollo a la Brasa
Desde hace cinco años, el tercer domingo de julio, los peruanos se rinden ante el Pollo a la Brasa, que ya en el año 2004 fue declarado como “especialidad culinaria peruana” por el entonces Instituto Nacional de Cultura (INC), y que este año ha llevado a miles y miles de familias, desde muy temprano por la mañana, a colmar las pollerías para llevarse uno bien doradito acompañado con sus papas amarillas fritas y así gozar de un día en familia.

Día del Pisco, Pisco Sour y más…
Desde 1999, el cuarto domingo de julio se celebra el Día del Pisco en el Perú. Una bebida aguardiente destilada de la uva peruana que por su aroma y calidad despierta la codicia de algunos países. Pero como dicen muchos, la copia es el mejor halago, hoy nos copian los chilenos, los argentinos y ahora hasta los norteamericanos, quienes acaban de lanzar su propio «pisco».

Valgan verdades, tal vez nos dormimos con aquello de la «denominación de origen», pero a esta alturas nada mejor que celebrar con nuestra bebida nacional. Y por si fuera poco, festejemos a lo grande porque el Pisco Sour también tiene su fiesta, todos los primeros sábados del mes de febrero, donde podremos disfrutar también de los sours más refrescantes hechos a base de maracuyá, camu-camu, coca y algarrobina, entre otras exquisitas variedades. Pero como un día parece poco, en el mismo mes, el Chilcano se toma toda una semana para deleitarnos con un sinfín de creativas propuestas, desde el tradicional chilcano de pisco hasta el chilcano de café, coco, masato, ruda, kion, uvachado, ají, hierbabuena, chicha morada, ciruela, mamey, guayaba, carambola, mora, tamarindo, canela y otros más.
Eso sí, recuerden beber con moderación. Y, si toman, no manejen.

Día del Amigo con Derechos

No sabemos cuándo ni quién instituyó esta fecha o si es una broma de Facebook, pero la semana pasada en la ciudad de Lima, la radio y las redes sociales hablaban de esto, y es que supongo que después de tanto pisco, pollo y cebiche, algunos se sintieron con derecho a ser “amigo con derechos”.

Dedicada a los que están lejos, ésta fue una amena síntesis de nuestras nuevas celebraciones gastronómicas, el Perú está de fiesta, esto y más es el Perú.

Loreto Italia
Estándar

¡PromPerú y el Perú!

Los peruanos que ya estamos pintando canas solíamos tener poco respeto por la organización del Estado porque hasta hace unos años, trabajar para éste era de mediocres y corruptos, de empleados públicos que vivían de las arcas del país sumando burocracia y corrupción, o como lo que todos sabíamos, el aparato estatal era la agencia de empleo para los amigos del gobierno de turno. Pues bien, afortunadamente, eso está cambiando y hay más de un ejemplo que vale la pena mencionar como es el caso de PromPerú.


El turismo es una de las industrias generadores de empleo que más impacto tienen en el desarrollo de una región/ciudad. Además, es una fuerza descentralizadora importante. Al respecto, Lima no es el centro del país ni mucho menos. Es más, si por Lima fuese, el turismo al Perú sería bastante reducido porque para muchos nuestra ciudad capital no es muy atractiva, por decir lo menos. Pero afortunadamente, para la mayoría de turistas, Lima es solo su punto de partida para descubrir un país rico y diverso con una cultura milenaria, una gastronomía digna de dioses y una inmensurable biodiversidad.

Sin embargo, como en todo, puedes tener un excelente producto para vender, pero tienes que darlo a conocer, y ése es el rol de los especialistas de marketing en un mercado tan competitivo como el del turismo.
Así por ejemplo, cómo convencer a John Smith de Kansas City para que en sus próximas vacaciones en lugar de ir a Costa Rica o a Chichen Itza, en México, que también es otra de las maravillas del mundo, visite el Perú y conozca Machu Picchu, el Cusco, Arequipa o el Amazonas.

La competencia no es solo entre las docenas de países de nuestra región sino también, cómo convencemos a Yoko Yanamoto de Japón, de que el Perú le ofrecerá una experiencia inolvidable porque su viaje a Petra, en Jordania, no será tan enriquecedor como un viaje a nuestro país.

La primera vez que vi una muy buena publicidad de Perú fue hace unos cinco años con la campaña “Pack your Six Senses”. Desde aquella época e incluso antes, desde el gobierno de Toledo, el turismo del Perú ha ido creciendo aceleradamente. Nuestro país ya había dejado años atrás los titulares en los periódicos del mundo por los ataques terroristas, o por tener un gobierno que quería perennizarse en el poder para dar espacio más bien a sus bondades. El Travel Channel venía y grababa en nuestras costas programas como “Peru: The Royal Tour”, y no videos como aquel que tanto nos ofendió y salía en los aviones de Lan, con hombres orinando en la calle o nuestras odiadas combis.

Las campañas de PromPerú se destacan por su originalidad, han despertado el entusiasmo e incluso han ayudado a reforzar la identidad y el orgullo por lo nuestro, razones que nos hacen extender nuestras más sinceras felicitaciones a todo el equipo, así como a los gobiernos de los últimos 10 anos que han dejado en manos de profesionales, y no de sus amigos, una organización que se encarga de difundir y promover la belleza y la riqueza de nuestro país tanto a nivel local como en el extranjero.

Felicitaciones a todo el equipo de profesionales de PromPerú por el éxito en difundir las bondades de nuestro país.

The American Dream
Estándar

19 años de ilegal y para de contar

¡Por fin tengo mi residencia!

Hace unos días recibí un mensaje de un amigo por facebook donde me decía: ─»Javier por fin tengo mi residencia.» «Dios ajusta pero no ahorca». ¡Ahora mismo estoy haciendo mis maletas, me voy a Lima!!!! ¡Estoy feliz!”─. Como ésta, son miles las historias de sacrificio, soledad, separación y sobrehumano esfuerzo. Por eso, nos parece apropiado preguntarnos: ¿Vale la pena tanto esfuerzo?

Alberto llegó a Miami en el año 1992. Por aquel entonces tenía 23 años, acababa de terminar una carrera y como muchos no pudo soportar la estocada que nos asestó el Fujishock luego de la desastrosa fórmula, Alan García + terrorismo, así que partió a tierras gringas dejando atrás a su familia y amigos en Perú.

Los más jóvenes que quizás no tengan una idea de lo que estamos hablando, deben de saber que a mitad de la década de los ochenta, el poder adquisitivo de la clase media era mínimo, los sueldos eran bajísimos, la inflación nos convirtió en millonarios de papel con una moneda completamente devaluada, el 55% de los peruanos vivía en la pobreza, el terrorismo seguía asolando el país, trabajábamos y estudiábamos a luz de las velas con ecos de explosiones a la distancia, vivíamos con miedo.

Alberto y el sueño americano

Retomando la historia, Alberto llegó a Miami, al comienzo trabajó con un tío, luego se compró una camioneta y a los pocos meses se independizó.

Suena bien, sin embargo, la experiencia fue bastante dura, por meses vivió en un almacén y si bien comenzó a hacer nuevos amigos, se dedicó íntegramente a trabajar para ahorrar todo el dinero que pudiera. Y así las hojas del calendario sumaron años tras años sin poder regularizar su estatus migratorio. Se casó con una ciudadana cubana, pero inmigración sospechó que se trataba de un matrimonio arreglado, ergo sus papeles no salían.

Trabajando siempre trabajando, a veces hasta 70 horas semanales, se compró una casa. Gracias al boom inmobiliario disfrutaba de la extraordinaria inversión que había hecho. Pero luego vino el crash, el valor de su casa bajo a niveles terrenales, tanto que incluso llegó a deber el valor original de su propiedad. Producto del estrés y el exceso de trabajo tuvo un derrame cerebral, además se enteró que un amigo muy cercano, que no paraba de trabajar fue asesinado en New Jersey en un asalto sin sentido. Al menos sus ahorros, no se los llevó a la tumba, se los enviaron a su madre.

Ése fue el momento en que su vida cobró un nuevo sentido. ─ ¿De qué te sirve trabajar como un loco, si no disfrutas de tu familia, de la vida misma?─reflexionó.
Casi 20 años después de su llegada a Miami, el gobierno americano le otorgó la residencia. Alberto está preparando sus maletas para visitar Lima.

Nuestra capital ha crecido, se ha transformado, la gastronomía nos deleita, los malls abren sus puertas por toda la ciudad. Lima está tan bien maquillada pero bajo toda esa modernidad aun persisten algunos de los mismos problemas de siempre, falta de cultura civica, un sistema educativo pésimo y un servicio de transporte aun peor.

Alberto llega a una nueva Lima, visitará a los amigos que dejó y evaluará si valió la pena el sacrificio. Por mi parte, felicito al Tío Sam por haberle dado oficialmente la acogida a un peruano que durante años ha contribuido con sangre, sudor y lágrimas, y pagado puntualmente sus impuestos, al país al que se aferró y eligió vivir.

Screen Shot 2012-05-08 at 1.30.32 PM
Estándar

La Sarita está buenaza

La Sarita es energía, color y música. Sí, mucha música.
Hace un par de semanas, el grupo lanzó al mercado su cuarta producción discográfica: “Identidad”. Nuevos sonidos y nuevas historias de gente real con vivencias como tú.

Un concierto de La Sarita no deja indiferente a nadie, y pone a bailar y a cantar hasta al más apático. Por lo general, “La Noche” de Barranco, es el escenario de sus presentaciones más íntimas, y es el lugar donde pudimos escuchar por primera vez, la sonora voz de Julio Pérez, su vocalista, así como sentir el poder mágico con que la banda y sus danzantes envuelven a la audiencia.

La banda nace en el distrito del Agustino, en el año 1997, toma su nombre del culto y veneración popular a Sarita Colonia, la milagrosa patrona de las clases marginales. Los integrantes de La Sarita son descendientes, en primera y segunda generación, de los migrantes que llegaron de provincia a la capital, del campo a la ciudad, allá por los años setenta, época en la que se vivió un intenso movimiento migratorio.
Los provincianos trajeron sus costumbres, su música y sus creencias, y cuarenta años después toda esa influencia se hace fusión.

Somos de un Perú que mantiene, adapta, y fusiona sus innumerables tradiciones locales y regionales. Somos del Perú de la devoción a las santas y beatas no oficiales. Somos testigos de un cambio de piel irreversible, hijos de una cultura urbana emergente producto de las conquistas populares. Somos imagen del nuevo rostro que asoma, de la nueva voz que canta. Somos el rock del nuevo Perú.
(lasaritaperu.com)

En la última década, la banda ha llevado su música de viaje por el mundo. En el 2000 se dejaron escuchar en Helsinski, meses más tarde se presentaron en el festival rock de Bogotá. El 2003, fueron invitados por la ciudad de Salvador de Bahía, en Brasil, y así han llegado hasta Caracas, en Venezuela; Guadalajara, en México; Quito, en Ecuador; y Ginebra y Zurich, en Suiza; y esperamos verlos muy pronto tocando para las comunidades peruanas en Estados Unidos.

La chicha, -ese ritmo tropical-andino, cumbia peruana-, el hard rock y las acrobacias imposibles de los danzantes de tijeras hacen de este grupo un espectáculo único. La guitarra eléctrica, el arpa y los tambores resuenan en el recinto con energía a lo que grandes y pequeños agradecen coreando y aplaudiendo cada tema de principio a fin porque si algo tienes La Sarita es que no se queda quieta un momento y ha logrado lo que muchos no han podido: que el limeño se identifique y enorgullezca de sus raíces, porque aquí y en cualquier parte del mundo solo la música tiene ese poder.

astrid
Estándar

Los mejores restaurantes del mundo


«The World’s 50 Best Restaurants 2012, algo así como la cumbre mundial de la alta cocina, acaba de publicar el ranking de los mejores restaurantes del planeta, y como para enorgullecernos, el Perú ocupa un honorable lugar en esta exquisita selección.

Como es habitual en el mundo gastronómico, Europa encabeza la lista con 19 representaciones, de las cuales 7 son para Francia. Por su parte, EE. UU. suma 8, mientras que América Latina está muy bien representada por Brasil, México y Perú. Cabe señalar que la gran mayoría de restaurants se hallan en países del “primer mundo”, a excepción de Brasil, México, Perú y Tailandia, todos países de economías emergentes.

Según «The World’s 50 Best Restaurants 2012», el mejor restaurant del mundo es el Noma en Copenhagen, Dinamarca, seguido por «El Celler de Can Roca» y el «Mugaritz» en España. El D.O.M en Sao Paulo, Brasil está en un honradísimo cuarto lugar. En la posición 35 se encuentra el Astrid & Gastón, de nuestro reconocido Gastón Acurio, que supera a los restaurantes mexicanos el Pujol (36) y el Biko (38), ambos ubicados en el Distrito Federal.

Definitivamente, para nuestro país es un gran logro medirse de igual a igual con restaurants de renombre mundial, y precisamente con una de nuestras mejores cartas de presentación a nivel mundial, nuestra gastronomía.

La lista completa la encuentran en www.theworlds50best.com

dolares
Estándar

Dime cuánto envías, y te diré si alcanza…

En estos últimos años, todos los que vivimos fuera hemos escuchado, repetidas veces, decir a nuestros seres queridos, lo carísimo que está el Perú. A lo que me pregunto: ─ ¿Será verdad, o es solo una queja para que les mandemos más dinero?─

Haciendo cuentas

Supongamos que desde hace 9 años le envías religiosamente a tu mamá US $350 dólares mensuales. En junio del 2003, con el tipo de cambio a S/.3.60 nuevos soles por dólar, tu remesa equivalía a S/.1,260 nuevos soles. Hoy con la continua fluctuación de la moneda americana tus 350 dólares se han reducido a S/.917 nuevos soles. Es decir, tu mamá recibe unos trescientos cuarenta y pico soles menos que hace 9 años.

Pero eso no es todo, en todo este tiempo, la inflación acumulada en el Perú, si bien moderada, ha ascendido en un 24%. Lo que lo antes tu mamá compraba con S/.1,260 nuevos soles, ahora le cuesta S/. 1,562 soles, solo que ella recibe S/. 917 nuevos soles.

Desafortunadamente, para los peruanos que seguimos ganando en dólares, la tendencia a un sol fuerte parece imparable. El lado bueno es que con la mejora económica en el Perú, nuestros familiares que trabajan allá, también están ganando más, lo que significa que podrán asumir un mayor porcentaje de los gastos y cuentas que antes nosotros asumíamos en su totalidad.

En todo caso, ten en cuenta que cuando tu mamá o tus familiares te digan que la plata nos les alcanza, no están exagerando. ¡Créeles!, las matemáticas no mienten.

Tipo de cambio del dólar en junio del 2003: $ 1 = S/.3.60
Monto equivalente en soles de $350 dólares: s/.1,260 (Junio 2003)
Tipo de cambio del dólar en mayo del 2012: $ 1 = S/.2.62
Monto equivalente en soles de $350 dólares: s/. 917 (Mayo 2012)
Inflación acumulada en Perú (periodo 2003-2011): 24%