Page 1
IMG_0424
Estándar

El país que no reconozco

Escrito por:  Javier Justo

El Perú del 2013 es otro país; por supuesto que más de una veintena de años es mucho tiempo en este mundo de cambios rápidos. Hace 25 años, el Perú era una república bananera gracias a la irresponsabilidad de un presidente que nos llevó al borde del abismo.

En esa época, el sueño del peruano, pobre o rico, era dejar el país y radicarse en USA, España, Italia o donde sea que tuviera algún familiar o conocido. El Perú era el país de la hiperinflación, de las bombas, del terror sembrado por Sendero, de la escasez de alimentos, de la especulación, del control del cambio.

El Perú de aquel entonces era un país disfuncional. En aquellos tiempos llegábamos por miles a USA. Nuestro país era asociado a violencia y pobreza. Nuestro ego y nuestra identidad sufrían de baja autoestima.

Éramos pobres y subdesarrollados. Ser peruano no podía asociarse a nada positivo. Era como decir ahora que somos de Siria, de Zimbawe o quizás de Venezuela. Nuestros amigos sentían nuestro dolor, nos decían: ”Qué pena lo que está pasando en tu país”. Los no tan amigos, nos miraban como inmigrantes tercermundistas.

Cuando regresábamos de visita, nuestros familiares y amigos estaban desempleados. Los que trabajaban y les iba relativamente bien, tampoco estaban contentos; soñaban con irse. El triunfador siempre era el que se había ido. El descontento de la gente iba más allá de no tener un buen trabajo, una casa o la posibilidad de vivir bien; todo el país en sí era un caos, y a quién le gusta vivir rodeado de miserias.

Los que dejamos el país leíamos siempre las noticias. Las primeras novedades buenas que se oyeron fueron acerca del terrorismo: Habían arrestado a Abimael Guzmán. De aquel tiempo ya han pasado 20 años e incluso lamentablemente ahora hay toda una generación de peruanos que ya votan y que ni siquiera saben quién fue Abimael Guzmán. Luego se controló la hiperinflación, el tipo de cambio se estabilizo; y la economía poco a poco comenzó a “recuperarse”.

El Perú del 2013 es otro y la imagen que tiene el mundo de nuestro país es también definitivamente otra. Ya no nos miran como inmigrantes tercermundistas ni mucho menos. Somos parte de una economía globalizada.

Hace unos días estuve en el lejano oriente, en Seúl; en mi primer día conocí a un belga que estaba allá por negocios, cuando le dije que era peruano lo primero que me preguntó es que si estaba en Seúl por la exhibición de fotografía de Mario Testino. Le contesté que no, pero me gustó que asociaran nuestro país a la fotografía y al glamour. Luego me dijo que quería hacer negocios con el Perú ya que teníamos un tratado de libre Comercio con Europa. Es decir, no solo asociaba nuestro país con el glamour de Mario Testino, sino también con un país de oportunidades para los negocios.


Hace un mes, también estuve en un viaje de trabajo en Sao Paulo y unos amigos me invitaron a uno de los restaurantes más exclusivos de la ciudad, el Fassano. Entre los invitados había un norteamericano, un sudafricano, un inglés, una polaca y una argentina. En cuanto dije que era peruano, el norteamericano me comentó que había estado en el restaurant Central de Virgilio Martínez, el inglés me hablaba de un restaurant peruano en Londres que lo había cautivado, la polaca me contaba

que viajaría a Lima en tres semanas y que quería ir a Astrid & Gaston, y la argentina me decía que un amigo de ella tenía un restaurant peruano en Buenos Aires. Todos sin excepción asociaban nuestro país a un sentimiento positivo.

Estos días, recorriendo mi página de Facebook, me entero que mi sobrino Antonio de 22 años está en Barcelona, pero de vacaciones, otros amigos están en un safari en Kenia, otro en Sao Paulo, otro en Granada y otro descansando en unos hoteles maravillosos en el Huallaga. Sí, esa región que antes era la cuna de Sendero y del narcotráfico ahora tiene lugares idílicos para descansar y pasear. Antes, los viajes no tenían retorno, las despedidas eran innumerables. Los amigos estaban desparramados por el mundo en una diáspora sin igual en la historia de nuestro país.

Recuerdo haber leído un artículo hace muchos años en el que un periodista norteamericano relataba su asombro porque en el Perú los pobres estaban resignados a vivir en la pobreza, no tenían sueños, no aspiraban a una vida mejor; vivían lo que les había tocado vivir. Eso también ahora es parte del pasado; la movilidad social ya existe en nuestro país.

Es más, una de las fortunas más grandes del Perú nació justamente en una de sus zonas más pobres y más sufridas; los Añaños han creado una multinacional que ha sido capaz de competir de igual a igual con la mismísima Coca Cola. También es rescatable el caso de Aquilino Flores, que llegó de Huancavelica y que de lava carros llegó a crear TopyTop, una de las textiles más importantes del país.

Por supuesto que todavía nos falta mucho. Aún tenemos una economía fuertemente dependiente de los precios de los minerales. El sistema educativo peruano es aún bastante deficiente. Nuestro producto bruto interno per cápita es de solo $11,000 anuales comparado con el de nuestro vecino del Sur que es de $19,000, o el de la golpeada España que es casi el triple ($30,000).

También nos falta más cultura cívica, todavía en muchos aspectos somos mentalmente subdesarrollados. Somos agresivos: agredimos al peatón, tocamos claxon, metemos el auto, no damos el pase…Somos “ordinarios’ tanto el chofer del taxi, el de la combi (que el hecho que aun existan nos recuerda cuanto aún nos falta progresar), como también la mujer miraflorina que maneja un SUV y mete el auto porque está apurada.

Creo que estamos viviendo el despertar de un país. Poco a poco, a no ser que nosotros mismos nos metamos cabe, estamos saliendo del subdesarrollo para vivir en el país próspero, orgulloso e importante que todos merecemos.

yellow flower
Estándar

Amores que matan, amores que dañan

El ser humano es complejo. Puede ser exitoso en los negocios, o en su vida profesional, con una vida social intensa y agitada, supuestamente inteligente; pero incapaz de establecer relaciones afectivas estables; o en su defecto, incluso involucrarse con la persona incorrecta, que te engatusa, te seduce, enamora y luego te destruye o (destruyes).

Hace unos días estuve con un amigo que está en una relación de 15 años. Conoció a alguien, estableció una relación paralela, y poco a poco se comenzó a involucrar, dejando su casa, su pareja: su vida, para “vivir” un intenso amor que sólo dolor le dio.

Pero, ¿Qué es el amor?, ¿Es un acuerdo de conveniencias, en la que una parte da algo que la otra “no tiene”; y el otro da otra cosa, que el otro “anhela”?, ¿Es compatibilidad?, ¿Es cariño o amistad?; ¿Qué pasa cuando uno está dispuesto a dar todo sólo por un poco de cariño?, ¿Hasta qué punto el desprendimiento es bueno y se comienza a amar “demasiado” en desmedro de la propia integridad ya sea física o psicológica?, ¿Necesito ser una media naranja en búsqueda de una media naranja?… y si se va, ¿Me quedo a medias?… o, ¿Elijo ser una naranja completa en búsqueda de otra completa?

Hace unos días, un artículo en el New York Times me llamó la atención. Paul Frampton, un profesor de Física británico, incluso con descubrimientos físicos que ha sido voceado como ganador del Premio Nobel, se enamora “virtualmente” de una mujer checa. La relación era virtual a través de mensajes. Algunas veces terminaban en “I Love you”. Parecía además que no era una necesidad económica, ya que incluso la bella checa, lo invita a que la visite cuando iba a viajar a Sudamérica. “Nos encontramos en La Paz darling, que tengo unos días que trabajar allá. ¡Te mando el pasaje!”… Pues bien, le mandó el pasaje, llegó a La Paz, no la encontró, pero le dijo que tuvo que irse urgente a Buenos Aires, por lo que le pide que viaje a Buenos Aires. Le da además una “maletita”. La “maletita” no parecía nada extraña, y llegó a Buenos Aires, sin problema alguno. Sólo que luego, tenía que viajar a USA, y la aduana en Buenos Aires sí se dio cuenta de que la maleta tenía doble fondo, y que estaba llena de cocaína.

Actualmente Paul Frampton, se encuentra un año preso en Buenos Aires, con la vida destruida. ¿Cómo es posible entonces que se haya enamorado online? ¿Qué tan fuertes pueden ser las carencias, como para aferrarse a un NADA? En este mundo interactivo, en el que tenemos 200, 300 ó 600 amigos por Facebook; ¿Será posible que estemos aún más solos que antes, cuando la interacción era con café y con una “nice conversation”? ¿Cómo diferenciar un “amor” sano, de uno destructivo?
Aquí tiene que haber un trabajo introspectivo, y analizar si las relaciones en las que uno cae, son por carencias no resueltas de la niñez; si estamos repitiendo círculos y patrones de malas relaciones anteriores, buscando tal vez, inconscientemente alguien similar; o son relaciones satisfactorias que te ayudarán a crecer como persona, como ser humano y como un hombre enamorado en una relación plena. Ser la naranja completa que encuentra su naranja completa, para juntas, hacer buen jugo.

Depositphotos_20468493_800
Estándar

20 Años después

Diego había terminado su carrera, y trabajaba en Lima en una empresa de electrodomésticos japonesa; lo que constituía un buen trabajo para un chico de su edad. Era de clase media, vivía con sus padres en Surco, pero como muchos chicos de 24 años de esa época; sentía la urgencia de vivir fuera del país. Quería conocer el mundo. Además, era un chico gay, que ocultaba su sexualidad a su familia y que se sentía reprimido y asfixiado viviendo en la Lima conservadora de los 90. No había nada que lo atara a Lima.

Fue así que lleno de sueños, empacó en sus maletas sus 24 años y llegó a Miami. Allí estuvo ayudando a su tío en un negocio, instalando cortinas. Luego trabajó en un hotel, se independizó, vivió una época en un almacén, se compró un auto, encontró trabajo, pagaba impuestos y siguió progresando en base a un arduo trabajo.
Y por esa suerte del destino, sus padres se ganaron la visa en la lotería y se mudaron con él a Miami. Como Diego, no podía salir del país, todos sus viajes fueron por los Estados Unidos: un año a New York, otro a Las Vegas, otro a Key West y así sucesivamente; por lo que era muy probable que no hubiera parte del país que Diego no conociera.

Diego nunca perdió de vista su objetivo: Él estaba ahí por una vida mejor y para conseguirla estaba más que dispuesto a pagar los precios. Así que organizado con su dinero, y metódico al fin, comenzó – desde su casa- a trabajar en un call center. Decidió trabajar dos turnos; llegando a pasar en el teléfono más de 14 horas diarias, respondiendo temas de salud ya sea en inglés o español, a los que llamaban. Muy pronto su interacción con el mundo externo era sólo el aparato que diariamente colgaba de su oreja: el teléfono. La vida sedentaria comenzó a verse reflejada en algunas libras de más, y a la par que su billetera aumentaba; también lo hacía la talla de su cintura. Y tal vez no hubiera cambiado su rutina a no ser porque un día le vino un “stroke”, (accidente cerebrovascular que ocasiona pérdida rápida de la función cerebral debido a la alteración en el suministro de sangre al cerebro) que según los médicos, era por una vida sedentaria.
Diego estuvo en el hospital y la recuperación fue lenta. Tuvo que aprender a hablar nuevamente y a escribir con la mano izquierda. Estuvo sin poder trabajar 6 meses. Afortunadamente tenía ahorros y también a sus padres. Ya recuperado comenzó a trabajar, pero ya no las horas que antes hacía porque comenzó a preocuparse más en su “calidad de vida”. Fue así que unos meses después, a casi 20 años de su arribo a Estados Unidos, recibió una carta de inmigraciones que le informaba que su solicitud de residencia había sido aceptada. ¡No lo podía creer! ¡Después de 20 años! Su próximo viaje ya no tenía que ser a Atlanta, New York o Las Vegas; el próximo viaje debía de ser al Perú. Le habían hablado mucho. Le habían dicho que no lo iba a reconocer. Le habían dicho que el país ya no era pobre; le habían dicho tanto…pero él quería verlo, percibirlo, sentirlo.

Controlando al máximo su emoción –pues no es de expresar mucho- llega a Lima un día de Marzo. Al visitar su antiguo barrio de infancia, vio que ese tranquilo barrio de Surco cómplice de sus juegos de niño entre las avenidas Benavides y Velasco Astete, se había convertido en uno más de la caótica ciudad. Las casas de antes habían dado paso a comercios; había a Autos por doquier, cláxones a rabiar, gentíos a diestra y siniestra. ¿Era esto es lo que tanto añoraba?
Sin embargo, pasaron los días y con ellos comenzó a procesar lo que realmente es la ciudad. El reencontrarse con sus amigos de la niñez, del colegio y de la universidad, que lo buscaban e invitaban a salir. Sus hermanos, que hacen para él una suerte de tour gastronómico y lo llevan a comer todo tipo de comida; ¿Consecuencia? en tan sólo dos semanas engordó, pero no le importó. También se enfermó del estómago, pero tampoco le importó. Aprovechando las últimas semanas de sol lo llevaron a las playas, a Punta Hermosa; a Asia; “esto prácticamente ni existía hace 20 años”.
Las quejas del inicio comenzaron a disminuir. “La gente se cuida más”, “Veo bastante gente que va al gym”. Se pone al día con sus amigos, a algunos por errores propios les está yendo muy mal; pero a otros muchos, en base a perseverancia y esfuerzo les está yendo muy bien. El Perú, ya no es el país que para salir adelante tenías que dejar; sino más bien, es el país en el que si haces las cosas bien, te va a ir muy bien. Algunos de sus amigos que trabajaban con él, siguen trabajando en la industria. “Les va muy bien”. “Me da mucho gusto”.
No sabemos cómo le hubiera ido a Diego, si se hubiese quedado en Perú, pero de lo que sí estoy convencido, es que probablemente habrían muchos menos ilegales en USA, si éstos hubieran podido seguir viajando a sus países para que vean por sus propios ojos, que el país que dejaron cuando tenían 20 años, no es el mismo después de 5, 10, 15 ni 20. Y tal vez, muchos de ellos, hubiesen regresado no sólo de vacaciones sino también para disfrutar del país que nunca dejó de ser suyo.

kelly
Estándar

“Tips” de un Soltera Disponible

La versión de ELLA

Escrito por: Ninagy, 32 años, divorciada, 2 hijos.
Es para perdedores y desesperados
No. La mayoría de gente que busca a ese alguien especial puede no querer hacerlo en un bar o en una disco, justo cuando las opciones entre los amigos de los amigos se acabaron o descartaron. Sin embargo, se necesita tiempo ya que en el primer intento no encontrarás a ese alguien y quizás en diez tampoco. Muchos solo entran a ver con incredulidad qué pasa y otros solo lo hacen para conocer gente y pasar el rato; existe de todo. Mientras seas claro con lo que quieres y muy atento a los mensajes que te envían podrás descartar con facilidad a quien no te interesa.

Es peligroso
No. El riesgo que corres es el mismo cuando conoces a alguien casualmente en un café, un supermercado o una disco; involucrarse con alguien a quien no conoces puede resultar peligroso en cualquier escenario. La clave es tomar las cosas con calma e ir paso a paso; un perfil puede darte solo una idea vaga de quién es esa persona, intercambiar emails puede ayudar otro poco, pero es luego del encuentro cara a cara cuando puedes formarte una idea un poco más amplia de quién es y si finalmente te agrada, y viceversa.

Antes de pasar a otro tipo de intercambio de mensajes que no sea el de la página de citas, detente a pensar en qué puertas estás abriendo al dar tu correo personal, qué información se pudiera obtener, más allá de lo que tú quieras entregar. Teniendo en claro tus límites podrás determinar si es prudente responder mensajes a direcciones de correo personales o si vas a dar tu número de teléfono.

Todos mienten sobre su edad
Si resumo mi experiencia, es cierto; la mayoría de personas no pone su edad real. Para mi es particularmente molesto que te digan una cosa que sumándola a otras proyectan una imagen falsa de alguien, para que luego te digan que no era así; esta actitud fácilmente pone en entredicho todo lo demás. La clave es ser honesto desde el principio, pues proyectará una idea de lo que quieres y de lo que no y de lo que las personas pueden o no obtener de ti.

Por otro lado, te topas con todo tipo de mentiras que van desde las inocentes como colocar fotos antiguas hasta las totalmente intencionadas como describir perfiles perfectos que solo serán verificados con el tiempo. En resumen, la edad, las fotos y las descripciones solo serán referencias hasta que salgas de la compu camino al café.

La mayoría busca solo tener sexo casual
La mayoría busca con quién compenetrarse en todo sentido y el sexual no es la excepción; tanto para hombres y mujeres es un punto importante a evaluar; sin embargo, la mayoría no busca tener sexo casual. Existen sitios exclusivos para ese tipo de encuentros y no tendría sentido intentar buscarlas en uno de citas amorosas.

Es verdad que existen grupos de personas que buscan relaciones de paso, pero cada sitio te permite especificar lo que buscas y si tú no estás buscando lo mismo puedes simplemente no contestar. Existen filtros que logran que las personas no deseadas no aparezcan en tu radar ni tú en el de ellas. Un recurso disponible es aclarar en tu perfil que no te interesan las relaciones de paso, aunque eso no va a impedir que se contacten contigo, y ya depende de ti si entras en el juego. ¿Y cómo darse cuenta si alguien solo te quiere para uhmm, como dice la canción?, pues muy fácil, ellos mismos se ponen en evidencia rápidamente.

Porqué hacerlo
Esa es una buena pregunta. Si no dispones de mucho tiempo para planear salidas todos los fines de semana, si se te acabaron las opciones entre tu círculo de amistades, si te dedicaste a trabajar y/o estudiar concienzudamente durante años y cuando saliste de la biblioteca u oficina te diste de cara con que no sabes cómo relacionarte de nuevo o no viste cuando tu barco se encalló en una isla sin hombres, entonces es una buena opción.

Es divertido hasta cierto punto pero también es agotador; en el camino lo que te parece interesante, mutuo, y que empieza a tomar rumbo y forma, de la nada se puede desinflar en un dos por tres y no te dará tiempo para quedar en una cita o ir por una segunda. Hay que dejar que las cosas fluyan y si no dan para más, pues no puedes hacer nada.

Evita apasionarte mucho porque puede que la otra persona no esté en la misma sintonía y no resulte. Si te queda la duda, lo mejor es indagar sutilmente. Reglas aquí, no hay. Si te gustan los deportes extremos puedes lanzarte con todo pero ya sabes que en algún momento te vas a golpear, como también puede que no y sea la experiencia de tu vida.

Cómo funciona
Existen muchos sitios de citas, cada uno dirigido a un interés determinado. En la mayoría, el registro básico es gratuito, pero si quieres acceder a otros privilegios tienes que pagar una membresía; el costo depende del lugar. El beneficio del pago es ponerte en vitrina para una mayor cantidad de usuarios y según los criterios que tú elijas. Existen sitios en los que los miembros gratuitos no pueden acceder a escribirle a un miembro premium, como mucho solamente mandar un guiño. Determina si quieres ingresar a una página de citas amorosas, sexuales o de amigos con beneficios, para todo gusto hay. Luego de llenar tu perfil y contestar uno que otro test, lánzate a buscar a tu soul mate o aventura, si así lo prefieres.

Mucha gente llega a un sitio de estos por recomendación o por curiosidad. Como en cualquier red social, si la entiendes y hay “ambiente”, te quedas, si no, la abandonas. Depende mucho de cuán friendly sea la plataforma, que no te llenen el buzón con posibles matchs que no tienen que ver contigo y termines marcando como spam cada correo que te llega al buzón. También depende mucho de qué tan interesados estén los otros para encontrarlos on line; es fácil recurrir a la opción de conectarse con quienes andan por ahí colgados.

Mis consejos
Toma con calma el interés que se genere entre ambos, no se te vaya a pasar la mano y luego de unos días o semanas las cosas se enfríen y termines pasando a la historia, o con suerte al temido friendzone, recurso que, por otro lado, puedes valorar si en tu periplo de buscar pareja no tienes éxito y así terminas por lo menos encontrando gente y haciendo amigos.

Ser honesto te abrirá muchas puertas. No hacerte de muchas expectativas te ayudará a aventurarte de cuando en cuando a ver qué pasa con una nueva persona interesada.

Descarta. En dos o tres mensajes que vayan más allá de un par de líneas te podrás dar cuenta si tiene algo de interesante o no, si muestra interés o no y si “el perfil” va acorde con lo que buscas. Si no, es una buena opción quitarlo del mapa, así no pierdes tu valioso tiempo ni te vuelves loco contestándole a 10 personas distintas a la vez, ni te pasas semanas intercambiando insulsos mensajes con gente que te escribe cada que se acuerdan que alguna vez estuviste de moda en su lista de contactos y quienes copian el mismo mensaje a todos para ver qué les liga. Con todos ellos, next sin trámites.

CARLOS
Estándar

“Tips” de un Soltero Disponible

Mitos y Hechos de la búsqueda del amor online
Escrito por: Carlos Vidal, 39 años, divorciado, 2 hijas.

Mito 1: Es para perdedores y desesperados
Falso. Es cierto que la mayoría de usuarios son más bien hermosos por dentro, “buena gente”, como decimos en Perú, pero te sorprenderá encontrar de todo. Hay mujeres muy bellas físicamente y muchas veces son personas exitosas en otros aspectos de sus vidas, pero que, por falta de tiempo u otras razones, no han podido relacionarse. En otros casos se trata de personas que han estado casadas o han tenido relaciones muy serias y duraderas, pero que ahora se encuentran solas.

Mito 2: Es peligroso
Eso de pende de ti, tan solo ten cuidado, toma tus precauciones y no tiene por qué pasar nada. La mayoría de sitios incluyen una sección con recomendaciones de seguridad, como no dar información personal y fijar encuentros en lugares públicos.

Mi mayor recomendación sería que no lo hagas si tienes menos 25 años; si eres tan joven seguramente podrás conseguir pareja más fácilmente entre tus amigos o en tu centro de estudios. Creo que a los 25 años ya sabes cómo cuidarte y desenvolverte en este tipo de situaciones.

Otro consejo es que procures establecer contacto con gente de tu localidad; las posibilidades de relacionarte serán mejores y además evitarás personas que estén buscando una visa o que pretendan sacarte dinero con la excusa de comprar un ticket para ir a verte.

Desconfía de usuarios que muy fácilmente te den su correo electrónico o cuenta de Skype. Si no les interesa su propia privacidad, menos les importará la tuya.

Mito 3: Todos mienten sobre su edad
Me ha pasado tan solo una vez. Poco a poco aprenderás a identificar los perfiles falsos e incluso le darás mayor importancia a otros aspectos de la persona: valorarás más su peso, costumbres y hábitos antes que su edad. En mi caso, prefiero salir con mujeres que no fumen, como también he sido discriminado por no ser suficientemente deportista.

Existen otras formas de mentir: usar lentes cosméticos y recurrir al Photoshop, por ejemplo, y la verdad es que muchas chicas las utilizan. Tal vez no retocando sus cuerpos, pero si iluminando, oscureciendo o recortando la imagen para ocultar uno que otro rollo que les cuelga por ahí.

Trata de verlo por el lado divertido. Cuando la conozcas tendrás más por descubrir.

Mito 4: La mayoría busca solo tener sexo casual
Los hay y por eso es que también estos sitios son muy frecuentados por profesionales en busca de clientela, pero debo decir que son la minoría. Sea lo que sea que buscas, seguramente lo encontrarás más fácilmente diciendo la verdad y tu contraparte apreciará mucho esa sinceridad.

Porqué hacerlo
A mis 39 años las situaciones que se prestan para conocer a una chica soltera son muy pocas. La mayoría de mis amigas están casadas o si acaso siguen solteras, conozco exactamente el porqué. Paso la mayor parte del día en la oficina y por las noches pierdo cerca de una hora atorado en el tráfico. Cuando salgo a un bar y abordo a una mujer, no sé si ella está buscando lo mismo que yo, o si tal vez está casada, acompañada o de paso por la ciudad. En un sitio de citas todos estamos en la misma condición.

Cómo funciona
Muchos de estos sitios te obligan a registrarte antes de ver el material; de esa manera tienen un crecimiento orgánico de su comunidad. Puedes hacerlo sin temor ya que es posible ocultar tu perfil hasta que te sientas confiado de hacerlo público.

Estos sitios siguen el modelo de negocio conocido como freemium, es decir, su uso es gratuito, aunque si quieres todas los chichis tienes que pagar. El que quiere celeste que le cueste, decía mi mamá.

El chichi más codiciado es poder contactar a la otra persona; en la mayoría de los casos te van a cobrar para poder hacerlo. Plenty of fish es la excepción, pero te advierto que hay pocos peruanos en comparación con Latin American Cupid, donde sí cobran.

Luego básicamente es buscar a tu pareja ideal, enviarle un mensaje y esperar que conteste. Un consejo: intenta ser creativo y preferiblemente chistoso antes que coqueto; te dará mejores resultados.

Si no contesta, ten en cuenta que mucha gente crea sus perfiles con cuentas de correo alternativas a la que usan en su día a día y que no suelen revisar. También encontrarás perfiles muy antiguos; fíjate en la fecha de su último ingreso al sitio, eso te dará una idea de cuánta posibilidad tienes de que te conteste.

Mito 6:Detrás de todo el asunto hay tecnología de la NASA que garantiza que encontrarás a tu pareja ideal.
Es posible, pero rara vez funciona. El problema no es el software, si no que la mayoría de gente no completa sus perfiles y formularios sobre su personalidad, y es por eso que el software no tiene suficientes elementos de juicio como para hacerte una recomendación acertada, por lo que tendrás que buscar por ti mismo.

Tu perfil
Dedícale tiempo, escoge buenas fotos, sé tú mismo, sé honesto y da información relevante. El mayor error que comente la gente es que no le dedican ni 5 minutos a sus perfiles, con excusas como que solo quieren probar, que están jugando, que no lo hacen en serio. ERROR, así solo podrás hacerte una opinión sesgada. Te aseguro que mejorando tu perfil, las posibilidades de que encuentres algo bueno mejorarán muchísimo.

Diviértete
Básicamente se trata de eso. Relájate y lo disfrutarás aun más.

cover-face-boutiques
Estándar

Una nueva página de hoteles de Lujo en Perú

Una nueva página de hoteles de Lujo
Justonline, la empresa dueña del “ClubdePeruanos.com”, acaba de lanzar un nuevo producto que se enfocará en los hoteles de lujo en el Perú.

Boutiquehotels.pe se concentra en los hoteles de lujo, pero no en cualquiera, sino en los que de una u otra manera, sea por diseño o por servicio, se diferencian de los típicos hoteles de cadena. Muchos de estos hoteles pueden tener menos de 10 habitaciones, en tanto que otros pueden ser mucho más grandes, y en esta nueva página descubrirán por qué nos han gustado.

En la última década, el turismo en el Perú ha despegado de una manera exponencial. Por ejemplo, en los noventa no llegaban a nuestro país más de 200,000 turistas por año. Los hoteles, por lo general, estaban dirigidos a los mochileros aventureros y había uno que otro dirigido a los pocos hombres de negocio que llegaban a la ciudad. Luego, cuando se pacificó el país, el turismo comenzó a crecer a paso lento hasta que a comienzos del nuevo siglo se llevaron a cabo auténticos esfuerzos para promover al Perú como destino turístico.

Hoy en día, más de dos millones de turistas nos visitan al año. Así por ejemplo, en la ruta Lima – Cusco, hay varios vuelos de LAN y TACA, entre otras líneas locales, que viajan a toda hora a nuestro principal destino turístico.

Los turistas se pasean por Miraflores en grandes grupos, y lo mejor es que ya no se les ve agarrando su cámara o sospechando de todo aquel que pasa a su lado con miedo de que le arranquen la cartera. Caminan tranquilos, son parte de nuestra ciudad. No nos llaman la atención. No volteamos al escuchar otros acentos porque hay tantos que resulta normal.

Por si fuera poco, los hoteles cinco estrellas abundan e incluso se rumorea que el Four Seasons y el Ritz Carlton serán los próximos hoteles de lujo que abrirán sus puertas en la ciudad. Además, hay periodos de 100% de ocupación, como cuando fuimos sede del Dakar el mes de enero pasado, y el turista no sólo viene de USA o Europa, sino que hay un fuerte movimiento de negocios entre los países de la región. Es más, el Perú ya ha sobrepasado a Argentina como el principal destino turístico de los chilenos, por ejemplo.

Y en medio de la transformación de la industria turística hay un mercado de personas que buscan un turismo de lujo, a las que les gusta hospedarse en los llamados hoteles “boutique” o también hoteles que se esmeran en los detalles y en el servicio personalizado. Es decir, hoteles “hips”, “lujosos” o no tan lujosos, pero definitivamente especiales. Son hoteles apasionados y obsesionados con el “diseño”, donde cada pieza de la habitación es una obra exquisita.

Entonces, si tienen un amigo que esté próximo a visitar el Perú, y que sepan que le gusta la buena vida, recomiéndenle Boutiquehotels.pe, la más completa guía de hoteles únicos y exclusivos del país, el sitio web con el que “Club de Peruanos” está poniendo su granito de arena al desarrollo del turismo en el Perú. Sean todos bienvenidos!!

145068248
Estándar

Prepara el bolsillo

Si estas planeando viajar al Perú, prepárate para los precios ya que con un dólar depreciado (el tipo de cambio se acerca ya a s/. 2.55 soles por 1 dólar), y con una inflación bastante moderada pero que suma con los años, encontrarás todo – mucho más caro que la última vez que estuviste por allá.

Aquí algunos ejemplos:

El periódico el domingo (El Comercio): s/. 3.50 ($ 1.40)
Un café expreso: s/. 4.50 ($ 1.80)
Un hamburguesa en Papacho’s de Gaston Acurio: s/. 35 ( $ 14.00) Ojo, no es una hamburguesa cualquiera.
El cine: s/. 18 ($ 7.00)
El pasaje en bus (Metropolitano): s/. 2.00 ($ 0.80)
Inka Kola Grande (1.5 litros): s/5.15 ($ 2.00)
Un galón de gasolina 97 octanos (Premium): s/. 17 ($ 6.70)
Un sándwich de pavo en La Pava: s/.10 ($ 3.92)
Un almuerzo para dos en un restaurant A1 (sin tragos): s/. 150 ($ 59)
Una cena para dos en un restaurant A1 (con tragos): s/. 300 ($ 118)

Restaurantes A1: Hay decenas y buenísimos. Aquí algunos pero hay muchos más:
Para carnes: los tradiciones (La Carreta, El Hornero, El Cortijo (hay uno nuevo en Barranco al lado del Museo de Osma). Entre los “trendys”, Carnal.
Para pescados y mariscos: Mercado, Pecados Capitales, Amor Amar, etc.
Para comida amazónica: Amaz
Para comida Nikkei: Ache, Toshiro, Maido.

Hay tantos, que merece todo un articulo aparte de lo nuevo en restaurantes.

woman
Estándar

Arrogancia peruana al volver


Hace unos días estuve en el aeropuerto de Lima esperando que llegara mi madre de Washington D.C., y mientras lo hacía pude presenciar la bochornosa conducta de una señora peruana que acababa de llegar de los Estados Unidos cuando solicitaba un servicio de taxi.

Esto fue lo que ocurrió, la señora en cuestión solicita un taxi a Miraflores,
la tarifa es de S/.45 soles, le dicen. Entonces, ella cambia de parecer y dice que va a la calle Lord Nelson, en San Isidro, por lo que le dicen que la tarifa es de S/. 40 soles. Cabe señalar que los precios están en una pizarra a vista y paciencia de todos. Luego, cuando por fin da la dirección exacta le vuelven a explicar que eso es Miraflores y que por lo tanto la tarifa equivale a S/. 45 soles.

Por si fuera poco, la señora ya había decidido que NO se subiría con uno de los taxistas porque era un malcriado sólo por haberle preguntado: -¿Señora está yendo a Miraflores o a San Isidro? Asimismo, estaba convencida de que la estaban tratando de engañar con la tarifa y el tipo de cambio porque si pagaba en dólares, esos S/. 45 soles equivalían a $18 dólares cuando por el tipo de cambio a S/. 2.57, la cuenta era de $17.51 exactamente, es decir los acusaba de que la estaban tratando de engañar con 49 centavos de dólar.

Personalmente, no comprendo por qué tanta agresividad con los taxistas, si las tarifas están en un pizarrón. Quizás esta señora, que llegaba probablemente después de algunos años, seguía creyendo que el Perú era ese país de “estafadores” al que uno llega con dólares y en donde todos bailaban a su ritmo.

¿Sabes con quién estás hablando?

Este incidente nos hace recordar otro más lamentable protagonizado por el ya otrora Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, José Villena, quien en un arranque de “¡Ustedes no saben quién soy yo!” intentó abordar por todos los medios su vuelo, tratando con la punta del zapato a los trabajadores del aeropuerto de Arequipa e incluso agrediendo físicamente a una funcionaria de la aerolínea.

Precisamente, el título que encabeza este párrafo, es el mismo del más reciente libro del psicoanalista, Jorge Bruce, que en la efervescencia de estos hechos no pudo encontrar mejor momento para su publicación porque nos recuerda una de las características nada agradables de nuestra idiosincrasia, pasar por encima de los demás porque nos creemos superiores y lo que es peor abusar de los demás cuando tenemos poder.

Primero lo primero, los taxistas del aeropuerto, gracias al trabajo, al crecimiento económico del Perú, son de clase media. Conversando con ellos puede enterarse de que muchos tienen hijos profesionales y que sus ingresos son suficientes como para mantener a sus familias dignamente, darles educación y una profesión.

Además, acaso creen que esa señora, cuando toma un taxi en Washington D.C., New York o cualquier otra ciudad va a tratar al chofer con ese desdén y que tamaña malacrianza va a quedar impune.

¿A qué se debe esa manera despectiva de tratar a los peruanos que nos brindan un servicio? Ese desdén ya fue, ya pasó de moda, por decirlo de alguna manera. Ese desdén muestra nuestro subdesarrollo, o mejor dicho, el subdesarrollo de la época en que probablemente ella vivía aquí.

La próxima vez que vuelva la señora con esa actitud, corre el riesgo de que le digan: -Señora lo siento, usted está siendo irrespetuosa, por lo tanto, no le daremos el servicio de taxi-, sólo que le quedan hasta tres opciones, tomar un servicio de remisse con otra empresa, donde pagará el doble, llamar a sus familiares para que la vengan a recoger o tomar una combi que pasa en la esquina para que la próxima aprenda a tratar a todos con respeto porque hoy, el Perú y los peruanos somos otros.

Virgilio Martinez
Estándar

“Lima” está en Londres

Los londinenses ya empezaron a hablar de “Lima”, el nombre del nuevo restaurant del chef Virgilio Martínez que recientemente ha abierto sus puertas en la ciudad de Londres. Sí, el mismo del restaurant Central, considerado el mejor restaurant del Perú por la Encuesta Summum.

Seguidamente, compartimos con ustedes algunas de las impresiones del London Evening Standard, uno de los principales diarios de la capital británica.

Conociendo al chef

Virgilio Martínez ha vivido en el sudeste asiático y ha trabajado para prestigiosos chefs, para luego reafirmar su talento en las cocinas de restaurantes tan destacados como el Lutèce de Nueva York y el Ritz de Londres antes de dirigir la cocina de Astrid y Gastón en Madrid, que ocupa el puesto no. 35 en la lista de ‘Mejores Restaurantes de San Pellegrino de este año.

Virgilio es también un proselitista de la diversidad biológica peruana y sus productos, por lo que junto a su equipo trabajan permanentemente para innovar y ofrecer a sus comensales sus más originales creaciones.

Una cocina bella y generosa

Empezamos tomando un Pisco Sour, hecho con aguardiente de uva, jarabe de azúcar, clara de huevo y amargo de angostura, el aperitivo perfecto a un almuerzo que nos sorprendería.

Los primeros en desfilar fueron unos tiraditos, ceviches y causas, hechas con puré de papas. Los tiraditos podría decirse son el resultado de la influencia japonesa en la cocina peruana. El pescado se corta en porciones más pequeñas que para el cebiche, no lleva cebolla en la guarnición y el aliño es como un golpe de sabor. La combinación de salmón con ají amarillo, rábano orgánico, apio e hinojo marino fue visualmente enfática, desafiante y atractiva. Y es que una de las principales cualidades de “Lima” es la belleza de sus platos, gracias al uso intenso de los colores naturales. Así por ejemplo, cuando vi el ceviche de alcachofa, cebolla blanca, cocona y granos de pimienta rosa, también conocida como molle, pensé en lo mucho que me gustaría un vestido con esos colores.

El pulpo con quinua blanca, shiso rojo y aceitunas de botija, las más sabrosas del mundo, fue de lejos el mejor argumento del restaurante.
De otro lado, infaltables son las papas en presentaciones de sabores fascinantes y ni qué decir del cochinillo cubierto con nueces amazónicas.

Como broche de oro, un postre de café de Chanchamayo, hoja de coca, chancaca (azúcar natural) y aceite de oliva nos deleitó no solo por su aspecto saludable, sino por su gusto dulce y seductor.

En lo que respecta a la decoración, pudimos admirar el trabajo de inspiración inca en los cojines cubiertos con motivos geométricos que bien pueden ser un mensaje ideográfico de esta cultura.

En medio de toda la expectativa generada por la inauguración de su restaurant, el chef Virgilio Martínez ha dicho que lo que más echa de menos en Inglaterra es escuchar a los peruanos cómo se divierten.
Sin duda, “Lima” es un motivo más de orgullo para el nuevo Perú.

Lima Restaurant
31 Rathbone Place, W1
T 020 3002 2640
limalondon.com

Gianmarco
Estándar

Musicando con Gianmarco

UPDATE – Julio 26: Gira por Estados Unidos ha sido cancelada (o postergada) por motivos de VISA. Les estaremos informando.

Este mes de julio Gianmarco pondrá el sabor patrio en Washington, Miami y New York, tres ciudades a la que estamos seguros pondrá a cantar y bailar como parte de su intensa gira por USA, Europa y por supuesto el Perú, donde para el mes de agosto está preparando un megaconcierto en el que cincuenta mil personas podrán celebrar junto a él, sus 20 años de trayectoria musical.

Cuando me encargaron escribir estas líneas, me puse a pensar qué puedo escribir sobre Gianmarco, no está en mi lista de cantantes favoritos, pero me inclino ante su talento innato para componer, su carisma y esa imagen del vecino next door con que sin esfuerzo nos conquista.

Compositor, cantante y productor, un músico en esencia eso es Gianmarco, un artista que sin duda nació para crear canciones que saben cómo tocar el corazón de la gente.

La carrera musical de Giamarco ha ido evolucionando al compás de su vida, cuando joven nos puso a todos a bailar al ritmo de “Domitila”, posteriormente su esfuerzo y talento lo hicieron ganador del Grammy Latino 2005 en la categoría Mejor Álbum Cantautor y años más tarde, trabajando lejos de nuestro país, nos regaló “Hoy”, una canción que realmente nos hace sentir orgullosos de nuestro legado, de nuestra tierra, aquí y en cualquier parte del mundo.

Claro, estos son apenas dos temas que hacen las veces de paréntesis a su extensa discografía, en la que recientemente destaca “En Tiempo Real”, su penúltima entrega, un DVD en vivo, sin cortes ni efectos, grabado en high definition, una iniciativa que formó parte del trabajo de la Escuela de Música y la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UPC.

Que por qué gusta Gianmarco, la respuesta es sencilla ha demostrado ser una persona íntegra, un artista cercano y presente, prueba de ello fue el memorable concierto que ofreció a beneficio de los damnificados del devastador terremoto que asoló el sur del país en agosto de 2007, porque son gestos como estos los que la gente recuerda y agradece para siempre, y sino que lo digan sus 756,308 fans en Facebook, que lo convierten en el artista peruano más popular de esta red social, sí casi tanto como nuestra Inca Kola.

Gianmarco sigue musicando, que tu nueva faceta de productor te permita descubrir y poner en escena el talento de muchos jóvenes de corazón grande, pero por favor, continua regalándonos canciones mágicas que hablen de amor y de la vida, como las que interpretarás en esta gira y el 17 de agosto donde me uniré a miles más para cantar junto a ti.

Escrito por: Maria Cecilia Valencia