Page 1
Raw White Quinoa Grains
Estándar

Un grano de oro de los Andes

Corría el año 1993, estaba terminando mis estudios de maestría en una universidad de Arizona, y con unos amigos, decidimos que uno de los productos que debíamos importar para introducir en los Estados Unidos era la quinua. Nos pusimos manos a la obra y contactamos exportadores peruanos; pero, desafortunadamente no conseguimos quinua peruana pero sí quinua boliviana. Los estudios me impidieron seguir con la idea, lo que probablemente fue un error. 10 años después, la quinua comenzó a hacerse más popular; tanto así que, el 2013, ha sido declarado como el “Año Internacional de la Quinua”, por las Naciones Unidas. (Crasso error el del estudiante y del supuesto visionario; ya que este último, no es el que tiene una idea, sino el que implementa “esa” idea). Actualmente el Perú exporta 35 millones de dólares en quinua. Para darnos una idea, el pisco, -del que tanto hablamos- exporta al año sólo 4 millones de dólares.

El crecimiento de las exportaciones de quinua no sólo ha beneficiado al Perú, sino también a Bolivia, país que a su vez ha experimentado un crecimiento exponencial tanto en los montos exportados como en las hectáreas dedicadas al cultivo de dicho grano. Por ejemplo, el 2006 Bolivia ya exportaba cerca de 9 millones de dólares, monto que ahora logra en menos de 2 meses; cifra que podemos comparar con los 75 millones de dólares de exportaciones en el 2012. También tiene planeado pasar de 60,000 mil hectáreas de cultivo a 100,000.

La quinua es un grano originario de la zona altiplánica de la Cordillera de los Andes y es el único alimento que posee todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas que el organismo humano necesita; y tiene también la capacidad de adaptarse a diferentes ambientes ecológicos y climas. Es resistente a la sequía, a los suelos pobres y a la elevada salinidad; se puede cultivar desde el nivel del mar hasta una altitud de 4, 000 metros sobre el nivel del mar; por lo que podría desempeñar un papel importante en la erradicación del hambre y la desnutrición en el mundo. Lo paradójico es que el éxito en los mercados internacionales de la quinua ha sido tal, que ocasionó que el precio en el mercado local se incremente; de modo que, lo que pudo convertirse en la solución alimentaria para una dieta rica en proteínas en nuestro país -que aún tiene problemas de desnutrición infantil, sobretodo en la región andina- se ha convertido en un grano de lujo que se come en los restaurantes gourmets más exclusivos, y que ya no está al alcance de la ama de casa promedio.

Considerado entre los cultivos más antiguos de la región andina, por su alto poder proteínico la NASA ha incluido este grano en la dieta de sus astronautas. Por lo tanto, aunque cueste… ¡¡¡A comer quinua!!!

chilcano1
Estándar

Cheers with Pisco

Hace unos años, el Perú exportaba US$ 500,000 dólares al año y Chile, el país vecino del sur que se apropió de la denominación de origen del pisco, exportaba casi el doble.  Pero eso no es todo.  El consumo y la producción de pisco chileno fue 20 veces mayor de lo que el Perú producía. 

Han pasado los años y podemos ver que, mientras la producción de pisco chileno se ha quedado estancada, en Perú la producción de nuestra bebida bandera se ha quintuplicado de 1.5 millones de litros a 7 millones.

El costo promedio de una botella de pisco chileno puede ser de US$4, por lo que la industria del aguardiente de uva equivale a unos US$ 200 millones de dólares en el vecino país del sur.  En el caso peruano, la industria pisquera bordea los US$70 millones, pero con tasas de crecimiento de dos dígitos.   Este año por ejemplo, se lanzó el Pisco Portón (www.piscoporton.com) al mercado con una inversión de US$ 30 millones de dólares.   Montos nunca antes vistos en la industria del pisco en el Perú.

En términos de exportación –y de la mano con el boom gastronómico de la comida peruana– las exportaciones del pisco tienen un futuro brillante.  Las ventas al exterior se han incrementado de US$ 500 mil dólares anuales en el 2005 a  US$ 3.5 millones de dólares en el 2011, es decir siete veces en dicho periodo; o el triple de lo que exportan los chilenos.  Sin embargo, lo más importante, y gracias a nuestra gastronomía, el mundo comienza a distinguir los productos,  y por ende, ya saben diferenciar.

Por eso, cuando salgas a tomar un trago, asegúrate de pedir pisco e incluso si puedes, enséñales cómo preparar un chilcano de pisco que es solo pisco, Ginger Ale, hielo y un poquito de limón.

Quinua
Estándar

Productos Orgánicos

En los últimos años los productos orgánicos han tenido una gran popularidad debido al interés de la gente por cuidar la naturaleza, por una vida sana y un medio ambiente limpio.

“Los alimentos orgánicos son producidos por productores que enfatizan en el uso de recursos renovables y la conservación del suelo y el agua para mejorar la calidad medioambiental para las futuras generaciones (…) sin el uso de pesticidas convencionales, fertilizantes hechos con ingredientes sintéticos o aguas residuales, bioingeniería, o radiación iónica”. USDA.

La superficie mundial con cultivos orgánicos es de cerca de 40 millones de hectáreas. Siendo Australia, el país que cuenta con el mayor número de éstas. En el Perú hay actualmente 35 mil productores. Una cifra que sigue en aumento, gracias a que contamos con 84 de los 104 micro climas conocidos, generando perfectas condiciones para diferentes cultivos.

En el 2009, la venta de productos orgánicos a nivel mundial fue de US$ 51 mil millones aproximadamente; de cuyo monto, el Perú, exportó US$ 200 millones. Los principales productos exportados son el café, bananos, cacao y nueces del Brasil; los de mayor crecimiento son la lúcuma y la kiwicha; los nuevos productos son el frejol, el sacha inchi y snacks; entre otros; mientras que los principales mercados importadores son Alemania y Estados Unidos, con una participación del mercado del $34.87 millones en el 2006.

Pero no podemos hablar del Perú, sin mencionar productos como la lúcuma, la kiwicha, el sacha inchi, e incluso aceitunas, camu camu, pecanas, ají, algarrobo, brócoli, cebolla, pimiento, tomate, ajonjolí, quinua, kión, orégano, maca, maíz morado y romero; que son también exportados a países como Holanda, Suiza, México, Italia, Argentina, Argelia e incluso Malasia, sólo por nombrar algunos.

En la actualidad, la CONAPO, (La Comisión de Nacional de Productos Orgánicos) es la comisión encargada de respaldar, tanto al productor y como al consumidor de productos orgánicos, dando las Normas Generales sobre caracterización, producción, transformación, certificación y comercialización de los mismos. Cada país cuenta con regulaciones de exportación que, generalmente, abarcan los aspectos de producción, certificación, etiquetado y acreditación; entre otros.

Como podemos apreciar, hay un mercado de oferta y demanda que va en aumento, y es grandioso que nuestro país forme parte de ello. Pues, un mundo mejor, donde el medio ambiente sea protegido y la alimentación sana fomentada, es lo que las futuras generaciones necesitan.

Para mayor información en exportaciones:
www.promperu.gob.pe
Regulaciones internacionales para exportar a EE.UU:
http://www.ams.usda.gov/AMSv1.0/nop

@Club: Si tienes algún comentario sobre este artículo, escríbe a:
opiniones @ clubdeperuanos.com

Millka
Estándar

MILLKA: El Pequeño Gigante

La palabra Milka, que deriva del alemán “milch” y “kakao”, es una alusión a los ingredientes principales de un chocolate de Austria muy popular en Europa y USA, famoso por su envoltura con una vaca de color blanco y púrpura, en referencia a la pureza y origen de la leche con la que es elaborado. Y curiosamente, Millka, con doble “L” quiere decir leche Quechua y es, a su vez, el nombre de un producto que está ganando popularidad en el Perú.
¿La razón?, el indiscutible maridaje entre la leche y el alcohol (que ayuda a preservarla) debido a la compatibilidad de sus ingredientes descubierta en las épocas en las que se les producía en granjas y destilerías europeas y en las que en el pueblo, no había más que hacer que beber y criar animales.
Fue justamente bajo este marco que nació Millka, producto que aspira a ser la crema de leche de bandera; que utiliza frutas propias de nuestra región, pisco de las bodegas Vista Alegre, y café estilo moca de Chanchamayo; leche importada de Nueva Zelanda -para garantizar la calidad y hacerlo competitivo- y cuya principal diferencia con la algarrobina es el huevo. Aunque según nos comentó Manfredi Verástegui, Gerente General de MVD Trading; empresa que lo produce; no se descarta la idea de desarrollar Millk’a algarrobina a sugerencia del público. ¿Alguien dijo menta?
Para Manfredi, un concepto para enorgullecerse de este producto, es el diseño de la botella, con un alto relieve de un racimo de uvas aludiendo al pisco y de color marrón especial, que garantiza que una crema como esta no sufra alteraciones climáticas.
Así, muy positivo en el teléfono, trabajando un Domingo al mediodía, me comenta que Millka está en una etapa de posicionamiento de producto, a base de mucho esfuerzo sacrificio y dedicación, desde que salió al mercado hace casi un año con tres sabores: Lúcuma, Chirimoya y Moca; dando así vida al producto que le cambió la vida, en el más puro sentido de la palabra: exhaustivas reuniones, pruebas, largas horas en la oficina sin llegar a casa etc.
Cuando Manfredi descubrió que él tenía que hacer realidad lo que le quitaba el sueño, por él, por su familia, por su país; El libro ‘Padre Pobre, Padre Rico’, (Robert T. Kiyosaki, Sharon L. Lechter), le sirvió de inspiración. El necesitaba un negocio creado por él y para él, que le generara sustento, en lugar de dejar que otras empresas decidieran su suerte o su destino en el campo profesional. Un negocio que generara sustento para otros también. Y este sueño no hubiera sido posible sin la colaboración de su socio estratégico, Manuel Deza; o sin la experiencia adquirida en Diageo, empresa en la que trabajó de cerca manejando el Mercado peruano para Jhonny Walker y Baylies, entre otros.
Fue justamente esta perseverancia la que escribió las primeras líneas de la historia de Millka; una base sólida, un por qué y un para qué. “El pequeño gigante, como yo lo llamo, -nos cuenta Manfredi- está calando en el gusto del exigente público limeño que lo acepta, demostrando que hay lugar para todos en ese espectro, dado que la bebida de bandera de Irlanda, ha calado en todas partes y es un favorito de los limeños”.
No me resisto a preguntarle al Sr. Verástegui si le molesta la comparación de Millka con Baylies, juntos aquí en una misma oración, “Si y No, – me dice- pero es natural asociar mi producto al momento de describirlo. Sí me molesta porque es lo primero que se le viene a la mente al consumidor, y no me molesta porque es un orgullo que nos comparen con semejante producto de presencia mundial”. Millka, ha tomado el reto de David al enfrentarse a Goliath; en un mano a mano, más amistoso claro está, en los bares y restaurantes de la capital.
Y sobre mi duda de que si el producto era una bebida orientada a las damas, Manfredi, me dice que no, que es para todo tipo de público que quiere pasar un buen momento; lo beba en las rocas, como cocktail, como bajativo después de las comidas o con el postre. Por lo tanto querido lector, beber Millka no nos suma o resta masculinidad.

Millka: La degustación
Al seguir las indicaciones de la etiqueta: Mover antes de servir, servir frío o con hielo, me da la impresión que no es tan cremoso, tan denso como lo esperaba; pero es agradable al paladar desde el primer sorbo, se puede apreciar el dulce sabor de la chirimoya y de inmediato el sabor del pisco; que en mis palabras es un poco trepador. Uno de los lemas de la campaña de Millka es “déjate seducir”; mi consejo sería: “no lo dejes enfriar”. El de Chrimoya lo he probado tres días seguidos en diferentes momentos, con hielo es agradable, pero el proceso más simple que me dio los mejores resultados es poner a helar la botella y servirlo de esta manera.

El precio para este producto es de US$ 17.00, también lo encuentran en Bar2me.com y ¡Te lo llevan a tu casa!
Miguel Ubidia para Clubdeperuanos